Art. 62.- En los contratos cuyo plazo contractual exceda de doce meses calendario, podrá pactarse el ajuste de precios. Para los contratos por precios unitarios, el análisis consistirá en la cuantificación de las variaciones de cada precio y el impacto de éstas sobre los precios totales. Para los contratos por la modalidad Llave en Mano, no podrá pactarse ajustes de precios.


Cuando las obras son de cierta importancia, el contrato prevé pagos parciales. En el caso de los contratos llave en mano de cantidad fija, no es posible fijar los pagos a cuenta en función de la medición de las cantidades. Por lo tanto los pagos parciales en estos contratos normalmente están hechos sobre la base de los hitos cumplidos tales como fechas de hacer pedidos a los proveedores, la consecución de ciertas etapas en el proceso de fabricación, el embalaje de equipos, el envío de materiales, la llegada al lugar de construcción, etc.
En respuesta a esta pregunta, podemos decir que para la generación de leads son indispensables las dos, ya que una se complementa con la otra. De nada nos sirve tener una cantidad altísima de datos de usuarios si la mayoría de los mismos no son contactos de calidad, es decir, no son contactos interesados (aunque sea en un futuro) en nuestro productos o servicios, y por tanto, difícilmente terminarán comprándonos (que recordamos es nuestro objetivo final).
A veces tenemos la sensación de que el proceso de generación de leads es muy costoso, tanto en tiempo como en dinero, pero no es así. Para conseguir leads se requiere dedicar esfuerzos en el análisis del cliente, así como de la estrategia previa, pero teniendo claros y listos estos cinco pasos básicos vamos a conseguir poner en marcha una buena estrategia de generación de leads sin demasiados recursos ni una gran inversión:
Spam is the biggest threat to organic search engines, whose goal is to provide quality search results for keywords or phrases entered by their users. Google's PageRank algorithm update ("BigDaddy") in February 2006—the final stage of Google's major update ("Jagger") that began in mid-summer 2005—specifically targeted spamdexing with great success. This update thus enabled Google to remove a large amount of mostly computer-generated duplicate content from its index.[33]
×